Una reforma penal facilita juicios en rebeldía en El Salvador

0
263

La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó el miércoles una reforma del Código Penal que permitirá enjuiciar a miles de prófugos de la justicia declarados en rebeldía e impedir retrasos en los procesos judiciales por las recurrentes renuncias de los abogados defensores.

La iniciativa se aprobó con los votos de 65 de los 84 diputados, sin el apoyo de los diputados de la oposición.

La reforma trata de agilizar el proceso judicial contra los imputados aunque estén en en rebeldía, como los expresidentes Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, que huyeron a Nicaragua.

El Fiscal General de la República, Rodolfo Delgado aseguró que entre 2013 y el 19 de septiembre de 2022 se paralizaron los procesos judiciales de más de 81.000 prófugos que no enfrentaron la vista pública.

Con la reforma al Código penal, será considerado rebelde el imputado que no se presente ante el tribunal aunque se haya citado y notificado al acusado o a su defensor. En ese caso, el juez deberá a emitir la orden de captura y si no ha nombrado defensor, se le asignará uno público.

La declaración de rebeldía no suspenderá el curso del proceso judicial hasta llegar a una sentencia firme, que deberá cumplirse al encontrarse presente el condenado.

El Fiscal General aseguró que las disposiciones que regulaban la rebeldía en el Código Penal han favorecido la impunidad porque, aunque se iniciaba el proceso penal, este sólo llegaba a la fase intermedia.

El diputado Walter Coto, del partido oficialista Nuevas Ideas, señaló los casos de los expresidentes Funes y Sánchez Cerén, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que enfrentan varios procesos civiles y penales pero sus juicios prácticamente están paralizados debido que se refugiaron en Nicaragua. El gobierno del presidente Daniel Ortega les otorgó la nacionalidad nicaragüense, lo que impide su extradición.

“A través de la figura de rebeldía, muchos reos han evadido la justicia. A partir de ahora ya no podrán hacerlo”, afirmó el vicepresidente del Congreso, Guillermo Gallegos, del conservador partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

Por su parte, el diputado Francisco Villatoro, también de Nuevas Ideas, dijo que con las reformas también se va a corregir la mala práctica entre los abogados defensores de los pandilleros que renunciaban el día de la vista pública para ganar tiempo y tratar de que sus detenidos salieran libres.

Con esta práctica, señaló, los defensores trataban de ganar tiempo y aprovechar una cláusula que otorgaba la libertad automática a los acusados si en 24 meses de proceso no se había alcanzado una sentencia.

Según los principios de Derecho Internacional, las leyes penales o sus modificaciones no son retroactivas, ya que se legisla para el futuro, no para el pasado.