Corte Suprema bloquea extradición de líder de MS13

0
290

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha bloqueado momentáneamente la entrega de un importante líder de la MS13 pedido en extradición por Estados Unidos por acusaciones de terrorismo, lo que supone un duro golpe a las relaciones bilaterales entre El Salvador y Estados Unidos y a sus convenios de lucha contra el crimen organizado transnacional.

A finales de septiembre, la CSJ determinó que Armando Eliú Melgar Díaz, alias “Blue”, no sería extraditado a Estados Unidos en este momento, y determinó que en lugar de eso sería procesado inicialmente en el país centroamericano por agrupaciones ilícitas, homicidio, entre otros delitos.

Las autoridades estadounidenses solicitaron la extradición de Melgar Díaz en 2020, pero el plazo de dos años que tenían las autoridades salvadoreñas para responder a la petición expiraba el 30 de septiembre, lo que instó a los funcionarios a tomar una decisión definitiva. Queda por ver si Melgar Díaz será extraditado en una fecha posterior una vez concluyan sus asuntos judiciales en El Salvador.

Como alto líder de la Mara Salvatrucha (MS13), Melgar Díaz fue el primer pandillero acusado de terrorismo por fiscales estadounidenses, aunque la imputación fue controvertida. En la inusitada imputación, desclasificada en julio de 2020, las autoridades lo acusaban de concierto para delinquir, asistencia a terroristas, de narcoterrorismo y conspiración para financiar el terrorismo, entre otros delitos.

La decisión de no extraditar a Melgar Díaz por ahora coincide con un momento álgido de la “guerra antipandillas” del presidente Nayib Bukele. Desde la promulgación de un estado de excepción, a finales de marzo, que suspendió varios derechos constitucionales para facilitar la detención de cualquier ciudadano, el gobierno ha privado de la libertad a más de 50.000 personas, sospechosas de pertenecer a una pandilla. Por otro lado, los grupos de defensa de derechos humanos han denunciado cientos de detenciones arbitrarias, muertes en prisión y otros abusos en los meses que lleva ese decreto en vigor.

El hecho de que se congelara por ahora la extradición de Melgar Díaz —en medio de la llamada “guerra antipandillas”— dice mucho de la naturaleza selectiva de la ofensiva del presidente Bukele. Mientras hay rumores de que algunos líderes de la MS13 han sido escoltados por los mismos funcionarios de gobierno fuera de su lugar de reclusión y del país, muchísimos otros acusados de nexos con las pandillas han sido encerrados sin el debido proceso.