¿Qué es el homicidio preterintencional?

0
180

Homicidio preterintencional, ¿en qué consiste?

La RAE define el homicidio preterintencional como el «delito que comete quien realiza una acción con intención de lesionar a una persona pero accidentalmente le causa la muerte.»

Se trata, pues, de un supuesto particular, ya que no se puede apreciar dolo en el homicidio, pero este tampoco es cometido por imprudencia. El sujeto activo tenía la intención solo de lesionar, no de matar, pero a causa de su acto se ha producido la muerte de otra persona.

¿Dónde se regula el homicidio preterintencional?

El homicidio preterintencional no está regulado por ley, ya que el Código Penal no lo contempla como tal. Se trata de una construcción jurisprudencial y doctrinal.

¿Cómo se evalúan los casos de homicidio preterintencional?

Según el Tribunal Supremo, a la hora de estudiar estos casos se deben tener en cuenta dos aspectos:

  • El acto doloso cometido, que sería un delito de lesiones. Es doloso porque el sujeto activo tenía la intención de lesionar.
  • El resultado que dicho acto ha producido. En este caso sería la muerte de otra persona.

¿Cómo se resuelve la problemática que plantea el homicidio preterintencional?

Estos casos se deben resolver aplicando los principios generales de imputación objetiva y subjetiva. Si se establece la imputación objetiva, hay que analizar si la muerte se ha producido a consecuencia de una actuación imprudente.

En caso de que sea así, habrá que imputar el resultado de muerte al sujeto activo por imprudencia, a través de la figura del homicidio imprudente, en concurso ideal con un delito de lesiones.

Lo que sucede es que hay casos en los que es complicado establecer el concurso ideal, porque una vez que se produce la muerte, es difícil saber qué hubiese sucedido si esta no hubiera tenido lugar.

No hay problema alguno cuando se trata de una lesión que se puede comprobar bien, especialmente si ha pasado tiempo suficiente para diferenciar el resultado de las mismas y el de la muerte. Pero es más difícil si entre las lesiones y la muerte apenas ha habido un lapso de tiempo, o si no queda del todo claro qué lesiones quería provocar el sujeto activo.

Por lo tanto, es necesario estudiar minuciosamente cada caso, teniendo en cuenta la información que contenga el correspondiente informe pericial. Según las conclusiones del mismo, se podrá establecer un concurso ideal con el delito de lesiones o no.