Por Agencia Digital de Noticias -ADN-

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, anunció el lunes por la noche, en una cadena nacional de radio y televisión el establecimiento de relaciones diplomáticas con China Comunista y la ruptura con China Nacionalista, Taiwán.

“Anuncio la decisión de mi Gobierno de romper las llamadas relaciones diplomáticas, mantenidas hasta este día, entre la República de El Salvador y Taiwán, y establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China”, dijo el mandatario perteneciente a la exguerrilla comunista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

El Salvador estableció relaciones con Taiwán, considerada por China como una provincia rebelde, en junio de 1941, y ha sido uno de los principales cooperantes en áreas de tecnología, salud, agricultura y educación, además de pagar los programas de propaganda de la Casa Presidencial de todos los sábados.

“La República de El Salvador se suma a otros 177 países que han aprobado la Resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU, que reconoce que la existencia de una sola China” y que “Taiwán forma parte inalienable del territorio chino”, añadió Sánchez Cerén.

El mandatario salvadoreño apuntó que la decisión fue comunicada este lunes a las autoridades taiwanesas y que el canciller salvadoreño, Carlos Castaneda, y el primer designado a la presidencia y secretario general del partido oficial, Medardo González, se encuentran en Pekín en misión oficial, finalizando el “negocio”.

Con esto, China dio otro duro golpe diplomático a Taiwán, convirtiendo a El Salvador en la tercera nación latinoamericana que ha decidido romper lazos con la isla en poco más de un año.

El acuerdo fue firmado por los ministros de Exteriores de ambos países, Wang Yi y Carlos Castaneda, en un encuentro celebrado en la Residencia de Jefes de Estado de Diaoyutai.

En poco más de un año Taiwán ha perdido a otros dos destacados aliados latinoamericanos, Panamá y la República Dominicana, además de a Burkina Faso y a Santo Tomé y Príncipe, países que han establecido relaciones diplomáticas con China.

La ruptura de lazos con estos cinco países se ha producido desde que en 2016 llegara al poder la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen, del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), quien se negó a aceptar el “Consenso de 1992”.

De hecho, las relaciones bilaterales entre Taiwán y China se encuentran en un momento de estancamiento y tensión debido a la exigencia de Pekín de no negociar ni establecer contactos de alto nivel hasta que la presidenta declare que Taiwán es parte de China.

La firma se realizó frente a los medios de comunicación, quienes fueron convocados al palacio para la ceremonia, que se celebró en la villa número doce del recinto y que concluyó con un brindis con champán.

En unas breves declaraciones, Castaneda señaló que lo firmado ha sido “el camino correcto”, que será beneficioso para los dos pueblos y es un paso estratégico para la nación latinoamericana.

Este anuncio se ha producido cuando la presidenta taiwanesa acaba de realizar un viaje oficial a los países aliados de Belice y Paraguay, donde el pasado día 15 asistió a la toma de posesión del nuevo presidente de ese país, Mario Abdo Benitez.

El viaje despertó la ira de Pekín, ya que la presidenta hizo dos escalas en Estados Unidos, en las ciudades de Los Ángeles y Houston.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here