Corea del norte lanzó este lunes otro misil de medio alcance que tras volar 450 kilómetros cayó en aguas cuya jurisdicción reclama Japón, dentro de la nueva dinámica adoptada por Pyongyang que prometió que realizaría un ensayo de este tipo cada semana.

Según el portavoz nipón, Yoshihide Suga, el cohete impactó en su zona marítima económica exclusiva, aunque no resultó afectada ninguna de las embarcaciones y pesqueros que suelen faenar en esa región.

“Condenamos esta acción de la forma más enérgica”, señaló Suga.

“No podemos aceptar las repetidas provocaciones de Corea del Norte pese a los repetidos avisos que le ha hecho de la comunidad internacional”, le secundó el propio primer ministro Shinzo Abe.

El proyectil fue disparado a las 5:10 de la mañana, hora local, desde un aeropuerto cercano a la ciudad costera de Wonsan, en el este del país, y voló durante 6 minutos.

El alto mando del ejército de Corea del Sur estimó que se trató de un Scud, uno de los cohetes más habituales del arsenal norcoreano que disponen de un alcance de entre 300 y 500 kilómetros, aunque recientemente Pyongyang desarrolló una nueva variante cuyo rango de acción se extiende hasta los 1.000 kilómetros, lo que le permitiría llegar también a Japón.

Este es el noveno lanzamiento que protagoniza Corea del Norte en lo que va de año y como afirmó la agencia Yonhap constituye un nuevo varapalo a cualquier intento por parte del nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-In, para reanudar el diálogo con su contraparte norcoreana.

“Es una seria amenaza no sólo a la Península de Corea sino a la paz y la seguridad global. Tomaremos medidas seveTras”, anunció el ministro de Asuntos Extranjeros surcoreano, por medio de un comunicado.

Este último domingo, el secretario de Defensa norteamericano, James Mattis , reconoció que un posible conflicto militar con Corea del Norte tendría unas consecuencias catastróficas. Sería peor tipo de combate que haya visto la mayoría de la gente en toda su vida. Corea del Norte tiene cientos de cañones de artillería y cohetes que pueden alcanzar una de las ciudades más pobladas de la tierra, Seúl”, precisó Mattis en declaraciones a una televisión norteamericana.

Washington se dispone a realizar esta semana un ensayo dirigido a interceptar un posible cohete intercontinental (ICBM), un arma que Corea del Norte dice que se encuentra a punto de desarrollar y que representaría un ingente desafío para la administración de Dnald Trump que ha prometido que eso no ocurrirá “nunca”.

Hasta ahora este particular escudo anti misiles ICBM ha tenido éxito en sólo 9 de los 17 intentos que ha protagonizado desde 1999.

Tras semanas de tensión e intercambios de amenazas, Washington cambió de estrategia respecto a Corea del Norte concediendo un período de tiempo a su principal socio comercial, China, para que intente frenar la expansión de su arsenal nuclear y su programa de misiles.

Sin embargo, un alto cargo de EEUU, Susan Thornton, advirtió el pasado fin de semana que Pekín “tiene un tiempo limitado” para conseguir este objetivo sin precisar cuál sería la actitud de Washington si fracasa esta vía.

Hace días Tal Inbar, un experto citado por la página web NK News, reconoció que el progreso del programa de misiles norcoreano es “impresionante”. “Quieren conseguir un arsenal disuasorio creíble y el gran paso será disparar a los ‘grandes chicos’: el Hwansong-13 y después un misil intercontinental (ICBM). No me sorprendería si asistimos a una prueba del Hwansong-13 a lo largo de ese año”, precisó Tal Inbar.

Otro especialista en Corea del Norte, Joshua Pollack, aclaró al mismo medio de comunicación que el incremento en los ensayos de misiles era algo que ya había anticipado el ministerio de Exteriores norcoreano que señaló en un comunicado que frente “a la máxima presión (de EEUU)” Pyongyang aplicaría “el máximo ritmo” al desarrollo de su programa armamentístico.

El diario gubernamental norcoreano Minju Choson se había expresado en términos parecidos cuando dijo que Pyongyang continuará con este tipo de acciones como “respuesta a la administración Trump, que ha perdido por completo el sentido para juzgar la presente situación”.

“Lanzaremos muchas más armas ‘Juche’ -referencia a la ideología dictada por la saga Kim- desde este territorio. EEUU se está comportando de forma irresponsable, intentando presionar a Corea del Norte, justo cuando se puede enfrentar a un ataque nuclear”, escribió el matutino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here