Por Agencia Digital de Noticias -ADN-

El Congreso de la República de Guatemala instaló el viernes una comisión que analizará una solicitud para desaforar al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, a fin de que sea investigado por supuesta financiación electoral ilícita.

El presidente del órgano Legislativo, Luis Fernando Montenegro, del opositor partido Encuentro por Guatemala, explicó que como primer paso recibieron los más de 5.300 páginas del expediente remitido por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que habría dado pié a la petición de antejuicio en contra del mandatario guatemalteco.

La solicitud de desafuero fue presentada el pasado 10 de agosto por la Fiscalía de la República y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El presidente Morales acusó el viernes a ambas instituciones de sembrar “el terror judicial” y anunció que no renovará el mandato de ese organismo de la ONU, creado en el 2007, ya que dicha decisión corresponde constitucionalmente al Ejecutivo.

Según Montenegro, la comisión pesquisadora, que fue creada el pasado martes, consta de cinco diputados del órgano unicameral, quienes deberán leer el voluminoso expediente y que iniciará sus funciones el siguiente lunes.

La comisión esta conformada por Carlos Nájera (secretario) y Fidel Reyes Lee (vocal I), ambos de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Rudy Pereira (vocal II) del oficialista Frente de Convergencia Nacional, y el independiente Boris España (vocal III).

“Esta comisión esta comprometida con el país. Vamos a actuar con toda la transparencia, honorabilidad, independencia, imparcialidad, objetividad y responsabilidad”, dijo a periodistas Montenegro.

Montenegro explicó que dicha comisión elaborará un informe, el que debe presentar al pleno del Congreso su recomendación sobre retirar o no la inmunidad al presidente.

Sin embargo, el informe de la comisión no es vinculante, por lo que ulteriormente los diputados que conforman el pleno legislativo serán quienes decidan con al menos 105 votos de los 158 posibles, ordenar el proceso de antejuicio en contra de Morales.

Según la investigación presentada, Morales, en su calidad de secretario general del Partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), recibió en 2015 supuestas contribuciones de forma anómala y no las registró en los libros contables de la organización política, según lo denunció el Tribunal Supremo Electoral (TSE), bajo el control de la oposición.

El dinero habría sido utilizado para pagar a los fiscales de mesa en la primera y segunda vuelta, después de que Morales asegurara durante la campaña que no quería recibir contribuciones privadas para distanciarse de los partidos tradicionales.

De otra manera, las dos autoridades contrarias a la Presidencia guatemalteca dicen haber encontrado que se utilizó dinero que no se reportó al TSE para el pago de volantes y calendarios de bolsillo de FCN-Nación por medio de “financiamiento electoral ilícito”.

Según la investigación preliminar de la Fiscalía contra Delitos Electorales, la suma de financiamiento anónimo asciende a poco más de un millón de dólares no reportados al TSE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here