El Ministerio Público (MP-Fiscalía) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) presentaron hoy una solicitud de desafuero contra el expresidente y actual alcalde de la capital, Álvaro Arzú, y anunciaron 19 imputaciones por un caso llamado “Caja de Pandora”.

Caja de Pandora es una verdadera trama en la que se expone cómo el llamado “rey de las prisiones”, el capitán Byron Lima Oliva, elaboró propaganda electoral en 2015 para Alvaro Arzú, pagada con dineros del Estado. Byron Lima fue asesinado en la cárcel en julio de 2016.

El  MP y la Cicig revelaron cómo fueron pagados algunos de los traslados en prisiones a Lima, quien antes de ser asesinado estaba procesado por liderar supuestamente una red clandestina dentro del Sistema Penitenciario (SP). Ambas instituciones apoyaron su solicitud de desafuero contra Arzú, en las declaraciones de una testigo criteriada cuyo nombre es Alejandra Reyes Ochoa.

Image result for Alejandra Reyes Ochoa viuda de Lima

Foto de elPeriodico

Mientras la fiscal general, Thelma Aldana, y el jefe de la Cicig, Iván Velásquez, presentaban el caso ante la prensa, Arzú acudió al lugar con actitud altiva y una mirada desafiante y se colocó en primera fila para “verle le cara” a ambos, según dijo.

Arzú declaró posteriormente que le tiene “sin cuidado” la petición de desafuero al afirmar que quieren pasarle “factura” por haber apoyado al presidente Jimmy Morales ante sus acusaciones, lo que ha evitado “darle otro golpe de Estado”.

Alejandra Reyes Ochoa, compañera sentimental del capitán Lima Oliva, se convirtió en la colaboradora del MP y la CICIG según la Fiscal Thelma Aldana. Según la Fiscal, Alejandra fue la colaboradora eficaz que permitió enlazar las pruebas del nuevo caso, denominado Caja de Pandora.

Reyes Ochoa se encuentra procesada como complice de una red de la red de corrupción en el Sistema Penitenciario (SP) que lideraba el reo Byron Lima,  fue vista por última vez en la Torre de Tribunales en junio, cuando, en el Juzgado de Extinción de Dominio, renunció a su derecho sobre las propiedades que el ahora fallecido habría dejado a su nombre.

Sin embargo, el papel de Reyes Ochoa en la vida de Lima iba más allá de ser la encargada de lavar dinero para la estructura criminal referida, ya que también era su pareja sentimental. Según sus propias declaraciones, Reyes mantuvo relaciones “impropias” con Byron Lima siendo una puberta de entre 13 y 14 años. La Reyes entregó a la Fiscalía de Guatemala una fotografía en la que aparece en brazos de Lima cuando apenas tenía unos cuantos meses de edad.

De esa cuenta, la joven tuvo acceso a los detalles de la estructura criminal, mismos que permitieron a la Fiscalía Especial Contra la Impunidad dar forma a una serie de pruebas que habría encontrado desde 2014, cuando se dio a conocer la existencia de este nuevo caso  de corrupción en Guatemala.

Mientras la fiscal general, Thelma Aldana, y el jefe de la Cicig, Iván Velásquez, presentaban el caso ante la prensa, Arzú acudió al lugar con actitud altiva y una mirada desafiante y se colocó en primera fila para “verle le cara” a ambos, según dijo.

Arzú declaró posteriormente que le tiene “sin cuidado” la petición de desafuero al afirmar que quieren pasarle “factura” por haber apoyado al presidente Jimmy Morales ante sus acusaciones, lo que ha evitado “darle otro golpe de Estado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here