Agencias, esquema y video.- Un Boeing 737 de Cubana de Aviación se ha estrellado al poco de despegar del aeropuerto José Martí de La Habana, con más de un centenar de pasajeros y miembros de la tripulación en su interior. La TV cubana confirma que hay un centenar de muertos y tres supervivientes, estos últimos se encuentran en estado crítico y ya hospitalizados.

El último detalle que se ha conocido es que los pasajeros y la tripulación eran extranjeros, en total eran 105. Había un bebé de 2 años y 4 niños. Según la propia compañía, los nueve tripulantes eran mexicanos.

“Los hospitales de la capital, en este caso, el Hospital Universitario General Calixto García se prepara para recibir supervivientes del accidente ocurrido en La Habana, reporta la periodista Yisel Martinez García”, informa ‘Granma’.

El vuelo comercial, arrendado a la compañía mexicana Damojh Global Air, (una pequeña aerolínea mexicana que podría haber alquilado la nave) y con tripulación extranjera, se dirigía hacia la ciudad oriental de Holguín.

Los primeros reportes de medios locales adelantan que los bomberos intervienen para apagar el incendio ocasionado. El fuego desatado por la aeronave, que ha caído sobre un área de cultivos agrícolas entre Boyeros y Santiago de las Vegas, se puede contemplar desde la terminal aérea. La directora de Transporte Aéreo de Cuba, Mercedes Vázquez, citada por la agencia estatal Prensa Latina, ha confirmado esta información.

Periodistas de la AFP comprobaron que el avión está destruido y en llamas: “El avión es un amasijo de hierros y otros materiales calcinados. Cayó sobre una siembra de boniatos (un tipo de tubérculo), a 200 metros de las primeras edificaciones. Carros cisternas apagaron el fuego. Una veintena de ambulancias se mueven en el lugar”, explicó un reportero de la AFP.

Según webs de seguimiento aéreo citadas por Reuters, el número de vuelo sería un CU972 y habría salido de La Habana a las 11.00 de la mañana (17.00 hora española).

Medios locales destacan que al lugar de la tragedia se ha desplazado Miguel Díaz-Canel, nuevo presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros en sustitución de Raúl Castro. “Parece que hay un alto número de víctimas”, adelantó el primer mandatario a France Presse.

Díaz-Canel se ha enfrentando a la primera gran prueba de fuego de su mandato cuando sólo ha pasado un mes de su llegada al poder. Siguiendo el mismo estilo que ha marcado su quehacer político, se presentó de inmediato en el lugar para dirigir el operativo.

Junto a Díaz-Canel se encontraba el ministro de Salud, Roberto Morales, a quien se considera uno de los hombres fuertes de su Gobierno, el vicepresidente Salvador Valdés Mesa y el presidente de la Asamblea Popular del Poder Popular, Esteban Lazo.

Díaz-Canel transmitió sus condolencias a los familiares de los fallecidos y prometió una investigación exhaustiva. Precisamente el nuevo hombre fuerte del país presidió el Gobierno regional de Holguín antes de regresar a La Habana como ministro de Educación Superior.

Fuentes de la compañía explicaron que están “esperando que las autoridades cubanas confirmen el número de supervivientes y la nacionalidad de las víctimas”.

En esta ocasión, el tratamiento informativo de la tragedia contrastó pese a las reservas habituales. Los medios cubanos informaron al momento del siniestro, y no como en anteriores ocasiones, donde la noticia quedó relegada en sus informativos y periódicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here