La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró inadmisible la demanda de inconstitucionalidad interpuesta contra el la elección de Raul Melara como l Fiscal General de la República. La demanda fue interpuesta por Ramón Villalta y Oscar Campos, del movimiento Iniciativa Social para la Democracia.

“La pretensión tiene como base una apreciación subjetiva siendo por ello improcedente. Lo mismo ocurre respecto de la petición de que se decrete una medida cautelar, debido a que esta es una pretensión accesoria a la principal”, argumentaron los magistrados de la Sala de lo Constitucional en su resolución

Campos Molina y Villalta eran simpatizantes del ex  fiscal Douglas Meléndez por lo que no estuvieron de acuerdo con la elección de Melara.

La Sala argumenta en su fallo que los dirigentes de Iniciativa Social para la Democracia no solo no aportaron los elementos mínimos procesales sino que sus argumentos eran subjetivos como para justificar un análisis a fondo, razón por la cual la declararon inadmisible..

La demanda de Campos y Villalta “tiene un carácter estrictamente subjetivo, pues se limita a a exponer alegatos sin presentar ningún elemento indiciario ni los parámetros de control correctos para sostener que el proceso de selección (de Melara), su resultado o el dictamen respectivo tuvieran las deficiencias alegadas”, sostuvieron los magistrados.

Con la resolución de la Sala se pone fin a cualquier duda sobre la moralidad y competencia notoria del fiscal Raúl Melara, dijo una fuente cercana al máximo tribunal de justicia del país.

Melara volvió a negar esta mañana que tenga algún vínculo con ningún partido y dejó en claro que su relación con  el candidato Carlos Calleja de ARENA  era de amistad estrictamente persona sin ningún tipo de vinculación política.

La Sala de lo Constitucional dice que esta es la primera de las demandas contra la elección de Melara que evacua, que las otras que han sido presentadas siguen en estudio.

Melara ha manifestado que una forma de fortalecer la institucionalidad de la Fiscalía es necesario respetar el principio de inocencia y el debido proceso pero sobre todo evitar que se cometan injusticias contra los ciudadanos sin importar a qué sectores  de la sociedad pertenezcan.

Una de las primeras acciones de Melara como jefe del ministerio público fue remover de sus cargos a por lo menos once fiscales acusados de falsificar pruebas y de montar procesos durante la administración de su antecesor Douglas Meléndez. Los movimientos realizados por el fiscal Melara tuvieron como objetivo evitar que los supuestos malos fiscales continuaran conociendo en los casos relevantes  y evitar así cualquier tipo de contaminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here