El empresario Enrique Rais, a través de un documento enviado desde Suiza a las Salas de Redacción de los medios más importantes del país, aclaró sobre una publicación en la que se afirma que habría pagado $1,500 por una peritaje psicológico a un psicólogo del Instituto de Medicina Legal a quien supuestamente habría contactado.

En el documento, el empresario afirmó que el fiscal Douglas Meléndez se ha quedado sin ideas y le pidió “¡por favor sea mas creativo! ponga por lo menos fechas que sean más o menos creíbles: Prueba de otro fraude procesal de sus fiscales”.

En el documento, agrega Rais, “la declaración del testigo criteriado dice, ‘no recuerdo la fecha pero fue en septiembre 2014, que me ofrecieron $1,500 dólares para acelerar el peritaje’” y que en la línea de tiempo que ocurrieron los hechos “Claudia Herrera fue capturada el 22 de octubre, un mes después !Ni siquiera existía requerimiento!”, explicó, refutando las declaraciones de un psicólogo que hoy en día tiene calidad de testigo, y ya no de imputado en la caso.

“La acusación dice que me pidió cinco miligramos, !En una llamada que no existe!.  Al demostrar esa falsedad, la fiscal Mayra Raquel Guerra presenta al juez Octavo de Instrucción un escrito diciendo: ‘Disculpe señor juez fue un error de la técnico, Ena Maricela Granados Ponce, efectivamente el número no era de Enrique Rais, era de otra persona’, pero con esa falsedad, o error como lo llama la fiscal, el magistrado licenciado Carlos Sánchez Escobar candidato a la CSJ, ordena mi captura”, añadió el empresario.

Según Rais, “el análisis de bitácora dice que tuve 78 llamadas con mi abogado, Ernesto Gutiérrez, con ese supuesto número telefónico, resulta que efectivamente realizó 78 llamadas, pero fue entre el papá Ernesto Gutiérrez y su hijo Rodrigo, a quien por error la técnico pensó que ese número era el mío”, y cuestionó “¿No es eso aberrante? ¿qué esa es la prueba para ordenar mi captura?”.

El empresario continuó señalando nuevas inconsistencias relatadas por el testigo, remarcando que “luego la fecha tampoco corresponde, nuevo escrito de la licenciada Guerra, disculpe señor juez: ‘Lo que pasa es que la técnico escribió la fecha en formato norteamericano dice 02-10-2015 (2 de octubre 2015) en realidad ella quiso decir (febrero 10 del 2015) 10-02-2015’, si utilizamos el formato americano, todas las demás fechas nada concuerda.

Son lógicos tantos errores porque todo es fabricado y nunca pensaron que haríamos una auditoría minuciosa de cada segundo de cada llamada, de cada número. Son 22 personas investigadas en el exp. 8-dit-2014 y 28 números telefónicos y en ese expediente, ni una sola vez me mencionan, son cinco informes que el director del Centro licenciado Campos Crespo y en ninguno me menciona como persona investigada, ni solicitada ni siquiera por referencia”, argumentó el empresario desde Suiza.

En el citado documento se recalca que “la técnico Granados Ponce, no es perito, como ordena la ley, ni fue juramentada por ningún juez. ella únicamente ingresó al centro de escuchas el dia 17 de agosto 2016 y presentó su informe el 18, en 12 horas estudió, analizó, interpretó y transcribió más de siete mil llamadas telefónicas y más de un millar de mensajes de texto, en 12 horas !eso equivaldría a 1,900 llamadas interpretadas y escuchadas por hora!”, lo cual considera que es ¡humanamente, materialmente y físicamente imposible! ¡otro fraude procesal!, ¿Magistrados, cómo pueden explicar y justificar esto?”, reclamó Enrique Rais.

Cuando “el testigo criteriado dice ‘la llamada fue el 9 de marzo 2015’ (se) confundió al fabricar la nueva llamada con mi fecha de cumpleaños, soy efectivamente del 9 de marzo.

La Fiscalía me acusa de esa llamada inexistente pero de fecha 5 de marzo 2015, no la encontramos en ninguna parte de las bitácoras”, explicó Rais.

“Claudia Herrera fue capturada el 22 de octubre 2014, por amenazas con arma de fuego  con sus guardaespaldas, y el peritaje fue ordenado por una auxiliar fiscal de clave Francia, en su testimonio la fiscal dice ‘yo ordené el peritaje, yo mandé el oficio a medicina legal, yo lo mandé  a retirar oficialmente, yo lo transporté de forma oficial el peritaje, yo personalmente presenté ese peritaje al juzgado’. Entonces si jamás pasó por mis manos ¿como puedo cometer fraude procesal o falsedad?  si nunca hablé con el juez, nunca conoció el juez 9° de Paz de ese caso de Claudia Herrera ¿cómo me pueden acusarme de cohecho?”, preguntó nuevamente el empresario, desvirtuando las declaraciones del testigo.

“La desesperación es grande de la Fiscalía cuando reconocen que el caso lo hemos desenmascarado y desbaratado. Podrán presionar para que este caso siga con vida artificial por poco tiempo más, pero hago conciencia a los fiscales auxiliares, el fiscal general termina en 98 días su mandato ¿pero ustedes? ¿Están dispuestos a seguir fabricando fraudes? ¡Reflexionen! Gente inocente está padeciendo injustamente”, concluyó Enrique Rais.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here