Qué es y cuando se aplica el habeas corpus

El recurso de “habeas corpus” es una garantía constitucional que nos protege a todos los ciudadanos de los arrestos y detenciones arbitrarias.

Para ser más precisos: es el derecho que tenemos todos los ciudadanos a que se respeten nuestras garantías constitucionales del debido proceso y del derecho de defensa; a que se nos haga saber las razones de nuestra detención y nuestro derecho a la libertad; así mismo, a nuestro derecho a comparecer de una forma inmediata y pública ante un juez o tribunal para que, tras escuchar nuestro testimonio, resuelva si nuestro arresto fue o no legal y si debe ser revocado o mantenerse.

En El Salvador el plazo de detención preventiva es de un máximo de 72 horas y el de la detención provisional de dos años. Más allá de esos términos se considera violatorio de la ley y de los derechos humanos pero sobre todo, de la Constitución de la República,

Cómo funciona

El hábeas corpus es una petición a la Sala de lo Constitucional dirigida contra una autoridad específica por cualquier persona que sienta que ha sido detenida errónea o ilegalmente.

En el documento de habeas corpus debe constar el nombre y los dos apellidos, las circunstancias personales, el lugar donde se halla privado de libertad, la autoridad que lo custodia y todos aquellos datos que considere relevantes.

La ley regula el procedimiento del «habeas corpus» para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente. Asimismo, la ley en El Salvador determina que el plazo máximo de duración de la prisión provisional es de dos años.

Si el juez determina que la detención no cumple los requisitos establecidos, ordenará la puesta en libertad del detenido sea cual sea el delito por el que guarda prisión. Si no es así, este volvería al punto de detención, o a otro establecimiento policial diferente, si el magistrado lo considerara apropiado.

Origen del habeas corpus

El habeas corpus procede del latín y quiere decir ¨que tengas el cuerpo¨.

Data de la época más remota del Imperio Romano, aunque su origen más moderno se halla en la Carta Magna británica de 1215.

Durante la Revolución inglesa, la burguesía consiguió satisfacer sus exigencias de tener alguna clase de seguridad contra los abusos de la corona y limitó el poder de los reyes sobre sus súbditos. Habiendo proclamado la Ley de Habeas Corpus en 1679, en 1689 el Parlamento impuso a Guillermo III de Inglaterra en el Bill of Rights una serie de principios sobre los cuales los monarcas no podían legislar o decidir.

En nuestro tiempo los señores feudales han desaparecido, pero lamentablemente todavía existen arbitrariedades y agravios. Para eso está el habeas corpus. Para protegernos de ellos. Entendieron  señores diputados?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here