Agencias/abc. El beso robado que un hombre le propinó a una joven terminó costando algo más de 31.000 euros, unos $36700 dólares,

Quien besó a la jóven fue condenada por un tribunal a pagar una indemnización de 28.075 euros más los intereses legales por un caso que se remonta al año 2009. A la cantidad fijada en la sentencia se  añadieron otros 3.000 euros que la joven le ganó a la Administración de Justicia tras exigir responsabilidades por la lentitud en la tramitación del caso.

La condena al hombre que le robó el beso no ha llegado por la vía penal sino por la jurisdicción civil, por los daños -trauma- que causó a la joven aquel beso íntimo no consentido por ella.

En un primer momento la joven intentó resarcirse penalmente, pero el acusado se libró de ser condenado por una falta de vejaciones porque había prescrito.

El juzgado tardó en tramitar las diligencias y señalar la vista lo suficiente como para que el acusado alegara prescripción.

Esta tardanza en la tramitación es lo que llevó a la joven a exigir a la Administración de Justicia, que le reconoció una indemnización de 3.000 euros. Cerrada la vía penal, la joven volvió a la carga contra el hombre que la besó. En este caso,  mediante una demanda civil. La sentencia fue dictada por la Audiencia Provincial de Huesca.

El abogado de la víctima fundamentó su causa en que aquel beso en la boca y con lengua, le provocó a la joven un cuadro de estrés postraumático que incluyó un trastorno depresivo reactivo, agorafobia, trastorno neurótico y bulimia.

Los hechos se produjeron el 30 de noviembre del año 2009, en la zona de Jaca (Huesca). El acusado llevó en el coche a la joven, hija de una amiga suya. A partir de la denuncia que la muchacha interpuso tiempo después, la Justicia ha dado total credibilidad a la versión de la joven y a los informes psicológicos aportados. La sentencia da por probado  que el hombre «le puso la mano en la pierna y le besó metiéndole la lengua en la boca en contra de su voluntad». La última sentencia por este caso la ha dictado hace unas semanas la Audiencia Provincial de Huesca.

Previamente, el juzgado de Primera Instancia número 2 de Jaca ya había fallado a favor de la joven y había condenado al hombre a pagarle una indemnización de unos 20.000 euros. Tanto el condenado como la denunciante recurrieron esa sentencia en segunda instancia, que ahora ha reiterado el fallo favorable a la joven, pero además ha incrementado la indemnización que deberá pagarle quien la besó. Deberá abonarle finalmente 28.075 euros más intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here