Un documento desclasificado por el Departamento de Estado de EE.UU. vincula a altos funcionarios del Gobierno de Nayib Bukele, políticos del partido oficial, GANA y el FMLN, con corrupción y narcotráfico, según informes fechados el pasado 4 de mayo, hechos llegar a LaGaceta503.com

Los medios El Faro, El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica recogieron también el extracto de un informe desclasificado que señala los nombres de «altos funcionarios del gobierno de los que se presume de forma creíble que han cometido o facilitado la corrupción o el tráfico de estupefacientes».

Entre los señalados de manera principal se encuentra la jefa del Gabinete de Bukele, Carolina Recinos, una de las funcionarias más cercanas al mandatario.

El documento, recibido vía redes sociales, asegura que Recinos estaría involucrada en «importantes actos de corrupción durante su mandato».

También señala que Rogelio Rivas, recientemente separado del cargo de ministro de Seguridad y Justicia, quien habría adjudicado contratos a una empresa de su propiedad para la construcción de delegaciones de la Policía y otras edificaciones que dependían de su cargo y con los costos inflados.

Entre los señalados de posibles actos de corrupción también se encuentra Guillermo Gallegos, diputado y miembro de la Junta Directiva de la actual Asamblea Legislativa, influyente líder del partido y artfíce de la negociación que llevó a Bukele a la Presidencia en 2019, utilizando la bandera de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

De igual forma, el reporte da cuenta de José Luis Merino, un exviceministro de Relaciones Exteriores, exguerrillero y uno de los principales líderes del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

A pesar de ser miembro del partido que expulsó a Bukele en 2017, Merino fue señalado en septiembre de 2020 en una nota periodística de financiar la campaña y mantener vínculos con el Gobierno Bukele.

Otro de los señalados es Sigfrido Reyes, expresidente de la Asamblea Legislativa por el FMLN y procesado actualmente bajo cargos de corrupción.

A preguntas a un enlace en a Secretaría de Comunicaciones del Gobierno sobre algún comentario sobre la lista, el funcionario solo compartió un tuit del presidente Bukele relacionado con los supuestos actos de corrupción de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que no tienen nada que ver en el asunto de acusaciones contra su Gobierno.

«Dicen los ‘amigos’ que ya revisaron bien todos los archivos e información que tienen y que en ARENA no hay corruptos, NI UNO SOLO», publicó en Twitter sin referirse directamente al listado.

Añadió: «Que tal vez vuelvan a revisar en el futuro, pero que creen que todos son santos. Por eso es que insisten que los regresemos al poder, por santos».

Este listado es parte de del «anexo del reporte de 90 días de oficiales corruptos en El Salvador, Honduras y Guatemala transmitidos al Congreso en abril de 2021»

Las relaciones entre El Salvador y Estados Unidos se encuentran en su peor momento desde que el magnate inmobiliario Donald Trump, a quien Bukele consideraba «nice and cool», dejó el Ejecutivo norteamericano.

Las tensiones entre la mayor democracia de América y el Gobierno de Nayib Bukele se incrementaron después de que la Asamblea Legislativa, con amplia mayoría oficialista y con orden emitida desde la Presidencia del país, votó por destituir a cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al fiscal general de la República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here