El jefe de la Unidad Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía Gen eral de la República,  Will Walter Ruíz, dijo este miércoles que la FGR investiga presuntos grupos de exterminio dentro de la Fuerza Armada de El Salvador. Según el funcionario, en las conversaciones telefónicas intervenidas entre los militares se menciona “de que había gente más arriba, superiores de los militares imputados, que estaba involucrada, en un caso de tortura ocurrido en Ahuachapán.

Las investigaciones fiscales pusieron al descubierto que tres altos jefes militares trataron de realizar supuestas acciones ilegales para tratar de lograr la libertad de ocho soldados que fueron condenados a 14 años de prisión por torturar y privar de libertad a dos jóvenes en Apaneca, Ahuachapán; lo que llevó a descubrir la existencia de un presunto grupo de exterminio en la Fuerza Armada (FAES). dijo Ruiz.

“En ese contexto de las llamadas (intervenidas por la Fiscalía), se pudo escuchar cuando éstos (militares) aceptan formar parte de un grupo que se dedican a las actividades de exterminio”, dijo el jefe de la Unidad contra el Crimen Organizado de la FGR.

Sin embargo, Ruíz reconoció que por el momento no se ha establecido los casos de exterminio en los que los tres jefes militares estarían involucrados, porque antes no podían pedir información a las instituciones públicas como por ejemplo, la Fuerza Armada, porque se podría haber fugado información relacionada a las investigaciones del caso de los ocho soldados condenados.

En una conversación entre el coronel David Iglesias Montalvo, uno de los detenidos, y un hombre a quien solo identifican como Carlitos, este le señala que los están investigando por dos casos de ejecuciones extrajudiciales en Cangrejera, La Libertad; y otros dos en San Miguel, advirtio Ruiz.

“Pero solo en dos estaban involucrados, el de Cangrejera, era el 29 de diciembre, que no tenían nada que ver (en los otros), por lo que David Iglesias Montalvo dijo que aparentemente y se puso a reir”, se lee en el requerimiento fiscal, base de la acusación.

En el requerimiento ante el Juzgado Antimafia contra los coroneles Héctor Solano Cáceres y David Iglesias Montalvo, y el teniente coronel Leonel Ascencio Sermeño, se acusa a los imputados de tratar de favorecer a ocho soldados condenados por haber torturado y privado de libertad a dos jóvenes.

También fueron consignados cuatro abogados, un ex fiscal, un policía, y a un médico y dos ex empleadas judiciales. que están involucrados en ese caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here