De acuerdo con información del órgano Judicial, el líder atacante es el «jefe de seguridad del Ministerio de Salud» y es miembro del partido oficialista Nuevas Ideas (NI).

El fiscal general de la República, Raúl Melara, anunció que solicitará la ayuda del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos de Norteamérica para analizar las pruebas recabadas en la investigación del asesinato de dos simpatizantes del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Melara indicó, en un vídeo difundido por la Fiscalía en sus redes sociales, que «hoy mismo voy a gestionar la petición ante el FBI para que hagan una revisión de toda la prueba que se esta recopilando y puedan reafirmar qué es lo que en verdad sucedió».

Este anunció se da en medio de una polémica entre el Gobierno y la Fiscalía tras la divulgación de una grabación en Twitter del ataque armado.

De acuerdo con la versión de la Policía, respaldada por el presidente Nayib Bukele, la muerte de las dos personas se dio por un enfrentamiento y no por una agresión directa de los acusados.

«La Presidencia no tiene por qué intervenir en las investigaciones de la Fiscalía. El fiscal general no se debe a nadie, no se debe al presidente de la República, se debe a la gente, a lo que la población necesita», añadió Melara.

El cuerpo de Seguridad además acusó a la Fiscalía de «ocultar» estas grabaciones al no presentarlas en una conferencia de prensa en la que mostró fragmentos de otra.

«Al ocultar los demás vídeos y solamente mostrar uno de ellos, parecería que la @FGR_SV (Fiscalía) busca desinformar a la población y ocultar que hubo disparos que provenían de ambos lados», indicó el cuerpo de seguridad.

Esta versión fue respaldada por el presidente Nayib Bukele, quien escribió que la Fiscalía únicamente presentó la grabación en la que «parece que la caravana del FMLN fue solamente una víctima, ocultando que ellos también dispararon».

Los tres imputados por el doble asesinato enfrentarán el viernes la audiencia inicial por el crimen en un tribunal de San Salvador.

Se trata de un miembro de la División de Protección a Personalidades Importantes (PPI) de la Policía, un motorista y un vigilante privado del Ministerio de Salud (MINSAL).

Los procesados fueron identificados como Roberto Carlos Coto de Paz (vigilante), Héctor de Jesús Castaneda (motorista) y Diego Francisco Alvarado (PPI).

Con información de Agencia Digital de Noticias -ADN-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here