Después de confirmar que el ex fiscal Luis Martínez ya cumplió la pena de cinco años que le fue impuesta por el delito de divulgación de material reservado, el Juzgado Quinto de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de San Salvador, resolvió que se le otorgue la medida alterna de arresto domiciliar con utilización de un brazalete electrónico, mientras se resuelve su situación jurídica en otros dos procesos a los que ha sido vinculado desde hace tres años. La medida deberá entrar en vigencia a partir del próximo 26 de agosto.

Martínez permanecerá en su domicilio mientras inicia la audiencia preliminar en el Juzgado Cuarto de Instrucción y la vista pública en el Tribunal Tercero de Sentencia. 

Los procesos en los que ha sido amputado el ex fiscal Martínez forman parte de la “vendetta” del también ex fiscal Douglas Meléndez quien ha sido señalado como máximo responsable de una camarilla de fiscales corruptos que se prestaron a “montar” procesos penales para justificar su reelección, cosa que al final no ocurrió.

Por lo menos siete fiscales acusaron en sede judicial y la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos PPDH a Meléndez de haberlos extorsionado y torturado para que se mostraran testigos criteriados en por lo menos cinco juicios que aun no se resuelven, entre ellos el caso Rais Martínez, Saqueo Público y corruptela.

Los delitos por los que se acusa a Martínez en el llamado caso corruptela, ha sido llevado en el Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador pero este tribunal ha declarado no tener competencia para conocer del mismo por lo cual la causa se encuentra en la Sala de lo Penal que habrá de resolver en definitiva quien ha de conocer dicho caso y ordenar la audiencia preliminar.

En el Tribunal Tercero de Sentencia el proceso que tiene el ex fiscal Martínez es por los delitos de omisión en la investigación y revelación de información. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here