Salazar está acusado por el delito de lavado de dinero y activos, junto a su padre.

José Adán Salazar Martínez, hijo del empresario hotelero José Adán Salazar Umaña, se presentó voluntariamente el martes por la tarde al Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador, así lo informó el Centro Judicial Isidro Menéndez.

Salazar Martínez tenía ya cuatro años de estar ausente en el proceso penal en el que la Fiscalía General de la República (FGR) lo acusa por el delito de lavado de dinero y activos en perjuicio del orden socioeconómico.

En el comunicado emitido ayer por el Centro Judicial se afirma que el hijo del empresario hotelero llegó aproximadamente a las 3:15 de la tarde en compañía de su abogado defensor, quien aseguró que «su cliente se presentó voluntariamente al juzgado para someterse a la audiencia preliminar con el objetivo de ejercer su defensa material y técnica».

Al imputado le notificaron sobre el delito que la Fiscalía lo acusa y posteriormente el Juzgado llamó a la sección de Disposiciones Judiciales de la Policía Nacional Civil (PNC) para que acudieran a la sede judicial y capturara a Salazar Martínez, ya que tenía una orden de captura vigente.

Salazar Martínez junto a Wilfredo Guerra Umaña, Miriam Haydee Salazar de Umaña y Tránsito Ruth Mira de Guerra fueron separados de la audiencia preliminar desarrollada por el Juzgado Cuarto de Instrucción en 2017.

Según la Fiscalía, los cuatro imputados presuntamente colaboraron con José Adán Salazar Umaña, quien está a la espera del fallo del juicio en su contra, para lavar dinero y para ello crearon sociedades de personas jurídicas, de las cuales algunas fueron activadas como el caso de Agroindustrias Gumersal Sociedad Anónima de Capital Variable (GUMERSAL S.A. DE C.V.), Hoteles Salvadoreños Sociedad Anónima de Capital Variable (HOTESA S.A. DE C.V.), entre otras, y unas más fueron ocupadas como fachadas.

Según la Fiscalía, Salazar Martínez incurrió presuntamente en una serie de hechos que pueden enmarcarse en el delito de lavado de dinero, ya que supuestamente no justificó el incremento patrimonial que tuvo en el periodo del 2003 al 2013.

El imputado fue trasladado a una sede policial, a la espera que el tribunal programe la audiencia preliminar en su contra.

Además, el Juzgado emitió una orden de captura contra Wilfredo Guerra Umaña, Miriam Haydee Salazar de Umaña y Tránsito Ruth Mira de Guerra ya que no han comparecido a las audiencias. (LPG)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here