Agencias.- Al describir la violencia perpetrada por los integrantes de la pandilla MS-13 con detalles espantosos y escalofriantes, el presidente Donald Trump prometió el miércoles detener la ayuda financiera estadounidense a los países de criminales que logran ingresar a Estados Unidos, que será un cambio “radical” de las prácticas actuales.

Funcionarios de la Casa Blanca no respondieron de inmediato a preguntas sobre a qué países aludía el presidente o que tan avanzado estaba el plan.

El pasado lunes Trump acusó al gobierno de El Salvador de solo estar interesado en “tomar su dinero” ( de los Estados Unidos) y no hacer nada por combatir a la MS-13.

La Fiscalía General de la República de este país, dedica la mayor parte de su tiempo en combatir a las pandillas, entre ellas laMS-13.

Las cárceles de El Salvador están sobre saturadas de reos condenado y en proceso de juzgamiento por parte de la FGR de elementos vinculados a la MS-13.

Trump defendió su referencia a los pandilleros de la MS-13 como “animales”. Él y otras personas resaltaron una serie de decapitaciones, ataques con hacha, palizas y otros delitos espantosos que las autoridades del orden atribuyen al grupo.

“Los llamé animales el otro día y me reprocharon”, dijo el mandatario, en referencia a la crítica de los demócratas. Mencionó específicamente a la líder de la bancada minoritaria de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, a quien le atribuyó haber dicho que incluso los pandilleros son personas.

Pelosi había opinado de manera más amplia sobre la retórica y políticas de Trump dirigidas a inmigrantes, incluyendo cambios que el gobierno quiere hacer y que podrían hacer que más niños sean separados de sus padres al cruzar la frontera de manera ilegal.
Durante una mesa redonda parecida a la de la semana pasada en la Casa Blanca, Trump usó la palabra “animales” para describir a ciertas personas que ingresar al paí­s ilegalmente en respuesta a un comentario sobre la MS-13. Trump dijo luego que seguirá usando el término para referirse a la pandilla.

Los comentarios de Trump, reportados por algunas organizaciones noticiosas sin contexto, desataron críticas furibundas que la Casa Blanca rápidamente aprovechó y usó para insinuar que los demócratas estaban defendiendo a integrantes de una pandilla conocida por su violencia brutal.

Fiscales federales creen que la MS-13 o Mara Salvatrucha tiene miles de afiliados en Estados Unidos, mayormente inmigrantes de Centroamérica. Una de sus zonas fuertes es Los Ángeles, donde surgió en la década de 1980 como una pandilla callejera, pero ha desatado el caos y la violencia en varias comunidades urbanas y suburbanas, entre ellas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here