Por Eduardo Vázquez Bécker.- Como si se tratase  de un delincuente más peligroso que el “chapo Guzmán”, el expresentador de televisión, Jorge Hernández, fue llevado este domingo a los tribunales, donde la Fiscalía General de la República, FGR, presentó un requerimiento en contra del comunicador Hernández y su contador César Esteban Calderón.

No se pudo determinar si la medida de llevar a Hernández y a su contador con medidas tan extremas de seguridad fue decisión de la FGR o de la Policía nacional Civil, PNC, A Hernández se le acusa de haber lavado, presuntamente, unos 8.1 millones de dolares del erario nacional, bajo la administración de Elías Antonio Saca en la Presidencia de la República.

Con casco, chaleco antibalas y esposado, Hernández dijo que le “sorprendió” ir ataviado con los implementos, que a muchos recordó el estilo de varios secuestradores que en la década pasada eran llevados a enfrentar la justicia. El comunicador dijo en tono de burla que creía que los policías los llevaron así por el “momento difícil” que enfrenta el país por la inseguridad, o por “el protocolo que la Policía debe cumplir”.

La Fiscalía asegura en su requerimiento que el lavado de dinero se habría producido a través de varias empresas fundadas por Hernández, las  que le habrían beneficiado económicamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here