Veracruz es el lugar donde peor les ha ido a los de la caravana migrante… primero, porque el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes, prometió transporte y a la mera hora, de la manera más chusca, dijo que siempre no; y después, porque se reporta la desaparición de al menos 100 de sus integrantes.

De acuerdo al titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert, un centenar de migrantes centroamericanos de los que van con rumbo a Estados Unidos, desapareció luego de abordar un autobús en el municipio de Isla, del estado de Veracruz.

“Tratamos por todos los medios de decirles que no se subieran, que no parecía confiable ese camión; lo denunciamos, pero ante la ausencia del Estado y de vigilancia por parte de elementos policiacos es lo que ha hecho que hoy se desconozca su paradero”.

Según reporta el medio mexicano Animal Político, la caravana migrante avanzó caminando a Ciudad Isla, Veracruz, luego que Yunes primero prometió el envío de autobuses que facilitaría la llegada de los centroamericanos a la CDMX… y luego que siempre no: se canceló todo.

Yunes Linares informó que, luego de una reunión con autoridades estatales y federales, se decidió que no sería correcto enviar a los migrantes al Valle de México… por el problema del desabasto de agua que se extenderá posiblemente hasta el 8 de noviembre. “En espera de una solución de fondo a este asunto, acepten la invitación para ir a alguna ciudad de Veracruz, más hacia el sur, una ciudad grande, donde podamos tener instalaciones adecuadas que les brinden sobre todo seguridad”.

Ya que los migrantes no tenían planeado quedarse en tierras jarochas, los de la caravana siguieron con su recorrido hacia los Estados Unidos. En ese afán, cerca de 100 de ellos subieron a un autobús y desde entonces nada se sabe de ellos.

El ombudsman jarocho urgió la propagación de la noticia para que las autoridades correspondientes inicien con la búsqueda de los centroamericanos. Algo difícil, aparentemente, ya que el bloque migrante ya no está unido como al inicio. De acuerdo con el periódico La Jornada, en Veracruz la caravana se fracturó la madrugada del sábado 3 de noviembre y no hay controles que los identifique en el trayecto hacia la CDMX.

 

Con información de Central Digital de Noticias -CDN-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here