Por Eduardo Vázquez Becker.- El dirigente del partido Nuevas Ideas y presidente de una importante autónoma, luego que el presidente Bukele calificara de intento de golpe, las iniciativas de dos diputados para declararlo “incapaz” y buscar su destitución, reaccionó diciendo a los legisladores que si eso llegara a ocurrir: !Ahí va a arder Troya!

Conocemos la política y a los políticos, por lo que podemos asegurar que no siempre lo que dicen es lo que piensan. También sabemos que muchas veces, lo dicho por estos responden a la estrategia del riesgo calculado, en espera de como reacciona el adversario.

Entendidos de la connotación que tiene la expresión !Ahí va a arder Troya! y conscientes de que, quienes manifiestan esa frase, no es eso precisamente lo que quieren que ocurra, hicimos un pequeño recuento de lo que se dice que ocurrió en Troya.

Como es sabido, la Guerra de Troya fue un conflicto bélico que duró diez años y en el que griegos aqueos y troyanos se enfrentaron por el control de lasrutas comerciales que conducían al Mar Negro. Dicho conflicto terminó con lo que ahora llamamos una “trampa caza bobos” que consistió en una elaborada estrategia de los griegos según la cual, los griegos introdujeron subrepticiamente en la amurallada ciudad de Troya, un caballo de madera lleno de soldados, quienes una vez llegada la noche la tomaron e incendiaron.

Quien visita el Museo Del Prado en Madrid, puede apreciar un cuadro pintado por Juan de la Corte, en el siglo XVII en el que narra la lucha entre griegos y troyanos en un escenario de edificios en llamas y muertos por todas partes.

De acuerdo al poeta épico Homero (La Ilíada), el incendio de Troya se produjo el décimo y ultimo año del conflicto bélico entre griegos y troyanos en el marco de honor motivado por el rapto de Helena, esposa de Menelao, Rey de Esparta, a manos de Paris, hijo de Príamo, Rey de Troya. Ese fue, al menos, el pretexto que pusieron los griegos para incendiar y destruir Troya. De ahí la famosa frase “Va a arder Troya” que utilizan los militares y algunos gobernantes para amedrentar a sus enemigos.

El pretexto de los griegos para tanta destrucción y muerte en Troya, fue recuperar el honor del rey Menelao, pero la causa real era apoderarse del Paso de los Dardanelos, que comunicaba el Egeo con el mar de Mármara y el mar Negro. Vital para la geoestrategia militar de la época.

Las consecuencias de haber incendiado Troya fueron, además de la destrucción de la ciudad, una gran cantidad de muertos, tanto troyanos como aqueos; el saqueo de las riquezas de Troya, que se repartieron entre los reyes aqueos que sobrevivieron a la guerra; el control por parte de los griegos aqueos de las rutas comerciales que iban del Egeo al mar Negro y el debilitamiento de la clase política que nunca se pudo recuperar de aquel desastre. ¿ Será eso lo que buscan quienes amenazan con el incendio Troya? O será que a veces perdemos la calma y no pensamos en lo que decimos?

Nota.- El editorialista fue profesor de Literatura Universal en los principales colegios del país entre 1965 y 1970. DL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here