En menos de un mes, dos mujeres policías se han quitado la vida con sus armas de equipo y otra se encuentra desaparecida después que fue lesionada de bala por otro agente quien es perseguido y por quien la PNC ofrece una recompensa de $5.000.00.

Una de las policías mujeres que supuestamente se suicidaron, ha desatado algunas versiones según las cuales podría no tratarse de un suicidio sino de un homicidio.

Una fuente perteneciente a la institución policial que pidió reserva a cambio de su declaración, dijo que la escena donde la víctima fue reconocida, no coincidía con las versiones de que se trataba de una persona que se había quitado la vida.

Según la fuente, el cadaver de una de las policías yacía de bruces sobre la esquina de un colchón y a unos cuantos centímetros de su pistola de equipo la cual no parecía haber sido percutada; es decir, que no había sido disparada.

El informante agrego que medicina forense habría dictaminado que la víctima presentaba tres impactos de bala 9mm.

Una de las agentes pertenecía al Sistema 911 de la subdelegación de Mejicanos donde supuestamente se quitó la vida y la otra se hallaba descansando en uno de los dormitorios de la sede policial.

El paradero de la policía que fue lesionada por uno de sus compañeros, sigue en el misterio ya que ni ella ni el agente del GRP que la hirió, han podido ser localizados.

La Nacional Civil (PNC) , ha ofrecido una recompensa a quien ayude a dar con el paradero tanto del policía como de la lesionada.

La PNC dijo a través de un comunicado que lamentaba ambos hechos y aseguró que la corporación policial cuenta con 33 psicólogos para la atención permanente de los agentes y de su familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here